jueves, 7 de marzo de 2013

He sufrido una agresión de un alumno

Anteayer sufrí un intento de agresión por parte de un alumno de 14 años y ayer la sufrí físicamente en el centro educativo en el que trabajo el IES Sierra Morena de Andújar. Me levantó un paraguas varias veces a pocos centímetros de mi cabeza y me empujó violentamente hacia atrás en el pecho tanto con un puño como con la mano abierta y estuvo a punto de empotrarme contra un estantería de cristal. Minutos después fue a por mí y si no es por un conserje me hubiera golpeado aún más violentamente. Tuve que salir del centro para que esa agresión no fuera a mayores y me dirigí inmediatamente a poner la correspondiente denuncia por agresión. Mientras yo estaba en comisaría, el alumno permanecía en el centro, la policía cuando se lo dije, no lo podía creer. Me tuvo que escoltar un policía a por mis cosas coincidiendo con unos minutos después de la hora de salida de los alumnos, y según me dijo el conserje, me estaba esperando pero al final se cansó de esperarme y se fue. El alumno es un acosador y tiene a todo el centro asustado, no soy la primera víctima, antes han sufrido su violencia verbal y física una profesora y otras dos alumnas del centro. La directiva toma medidas de expulsión de un mes, pero el alumno vuelve a clase pasado ese tiempo, intentan silenciar la situación. Mi estabilidad mental ha llegado hasta el límite que estoy de baja por un cuadro de ansiedad, nunca había necesitado tomar pastillas para dormir. He dudado de si hacer o no pública esta situación, pero creo que es mejor denunciarla públicamente, empiezo por aquí. Estoy buscando asesoría jurídica para ejercer mi defensa ante esta situación. Muchos de mis compañeros llevan sufriendo problemas de este tipo desde comienzo de curso con éste y otros alumnos. La policía ha tenido que venir al centro en al menos tres ocasiones porque algún alumno ha hecho de las suyas: robos, acoso hacia otros alumnos, agresiones físicas y verbales... En mi caso, es la tercera vez que sufro acoso o agresiones por parte de alumnos disruptivos tanto dentro del aula como en los pasillos o en el patio, pero me había engañado creyendo que era posible una solución. No sé cómo pero he tenido fuerzas para contar todo esto. Los mayores daños que sufro son morales y psicológicos y lo estoy pasando fatal. He recibido el apoyo de muchos compañeros, de la familia y amigos, pero pienso denunciarlo públicamente porque no es si no un ejemplo más de lo que ocurre casi a diario en todo el país.

18 comentarios:

tenti dijo...

Estimado compañero: No podría irme a la cama hoy sin enviarte unas palabras de aliento, de fortaleza, de solidaridad, de cariño y comprensión.
Admiro tu valentía, tu sinceridad y calma para describir algo que quizás no pueda caber en la cabeza de un modo ordenado y lógico. ¿Qué lógica, que razón puede caber en esa furia desatada contra sus maestros, su instituto, sus compañeros...?
Quienes estamos en esto de la educación y la enseñanza metidos de lleno, en cuerpo y alma, lo que más agradecemos en el mundo es el agradecimiento de nuestros alumnos y cuando se produce nos eleva al cielo. Lo contrario puede hacernos sufrir mucho, tú has sufrido en tu persona esa experiencia, pero no te dejes abatir por ella.
Un cordial saudo y toda mi estima
tenti

Óscar dijo...

Gracias por tus amables y sinceras palabras de ánimo. Necesito desconectar y pasar página. Éste es un problema que me sobrepasa y me supera. Un saludo.

Javier Vilaplana dijo...

Óscar, frente a la sinrazón de quien se cree más fuerte, tus valientes palabras de denuncia sirven para tender la mano a los demás para acabar con ese sinsentido.

Cuenta conmigo.

Un abrazo.

Aurora Nieves dijo...

Óscar, en estos días es imposible olvidarme de tí. No te he llamado ya que creo que debes intentar olvidar poco a poco todo esto que te ha pasado. Es muy triste lo que está pasando hoy en día y lo indefensos que nos encontramos. Tú eres una gran persona y un gran profesional y todo esto lo vas a superar muy pronto. Ayer me encontré con una compañera (A. Villatoro) que hacía mucho tiempo que no veía y empezamos a recordar lo bien que lo pasamos en Nueva Carteya contigo y con Rafa. Con este mensaje quiero darte mucho ánimo y decirte que nos acordamos mucho de tí y que tenemos ganas de hacer un encuentro de esos que nos gusta, ya te llamaré.¡¡Ánimo campeón!!

Ricardo Ramos dijo...

Mucho apoyo de todo el IES Nuestra Señora de la Cabeza y mío en particular.
Veo bien que publiques todo esto para que la socieddad sepa realmente la situación dentro de las aulas.
Para eso es fundamental que estemos apoyados desde dentro y desde fuera de los centros.
Recupérate pronto. Un abrazo de un compañero

Manuel Barbero Alcalde dijo...

Querido compañero Óscar. Soy Manuel Barbero, profesor de Tecnología del IES Jándula, de Andújar, y, por lo tanto, compañero tuyo de especialidad y de localidad. Siento mucho todo lo que te ha sucedido, y quería enviarte todos nuestros ánimos y expresarte toda la solidaridad de los compañeros de mi centro. Quería decirte que aquí estamos para todas las acciones que se puedan llevar a cabo, y, como mínimo, cuenta con nuestro apoyo y comprensión.

Un fuerte abrazo, de tu compañero Manuel Barbero.

Juan Andrés de Alba Moreno dijo...

Ánimo, al contarlo públicamente demuestras que eres un valiente, enseñando a todos la barbarie de cierto alumnado y que desgraciadamente tenemos que aguantar, y que pocos medios de difusión publica dan la noticia, ya que no es una noticia importante. Ya está bien de soportar las envidias de unos y la falta de apoyo de otros.
Un saludo

Traveller dijo...

Ánimo compañero, y no permitas que este hecho quede impune. Un saludo

Manuel Garcia dijo...

Ánimo Óscar¡ Antes de nada decirte que no te sientas solo porque no estás solo. Ante situaciones de este tipo es cuando más que nunca tenemos que estar unidos. Primero el claustro de tu centro, después tu equipo directivo y después todos tus compañeros de todos los centros que nos tenemos que sentir ineludiblemente como si nos hubiera pasado a nosotros. La Asociación de Tecnólogos parece que está movilizándose para recoger firmas para que toda la comunidad se dé cuenta de que no estás solo.

Ánimo y siempre para delante¡¡

Óscar dijo...

Agradezco muy sinceramente vuestras palabras de ánimo y apoyo. Poco a poco estoy mejorando y espero estar pronto de vuelta en mi trabajo, siempre y cuando se tomen las medidas oportunas y no esté en riesgo mi integridad física. Soy Profesor de Secundaria de la especialidad de Geografía e Historia con destino provisional en Andújar, aunque en todo caso, agradezco cualquier escrito de apoyo y más si viene de compañeros/as. Un saludo a todos/as.

Anónimo dijo...

Oscar sólo desearte mucho ánimo. Soy compañero de Tecnología y me parece que ya nos fastidia bastante la Administración para que también tengamos que aguantar agresiones y vejaciones.
También sé que la Ley del Menor es un completo desastre, pero es lo que tenemos.
Soy como tu provisional y lo más probables es que cuando acabe el curso no vuelvas a ver a ese individuo nunca más en tu vida.
Lo dicho, ánimo.
Rafa Luque

Luisete dijo...

Desde Úbeda, toda mi solidaridad y todo mi apoyo. Espero que hacer público tu caso sirva para que por parte de las directivas exista una postura mucho más decidida y por parte de nuestros jefes en las delegaciones provinciales exista un apoyo completo y sin matices ante lo que sólo puede ser calificado de un delito grave contra TODA la comunidad educativa. Espero que lo superes lo antes posible y también que el los delincuentes sean apartados del sistema educativo para evitar que este tipo de situaciones se repitan. Ahora has sido tú, mañana podemos ser cualquiera. Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Saludos Oscar, soy Paco Gómez, profesor de tecnología en Marmolejo y antiguo profesor del IES Sierra Morena, por lo que el hecho me parece más cercano si cabe. Siento muchísimo que te hayas pasado esto y me alegro de que lo hagas público, que todo el mundo tenga conocimiento de las situaciones que a veces hay que vivir, por que supongo que habrá sido el último salvaje acto de otros muchos. Te dejo mi correo por si necesitas algún tipo de apoyo del profesorado. gosefran@gmail.com

Bernardo Fernández Sánchez dijo...

Oscar:

Soy un compañero de tecnologías y sé que pasas por un mal momento pero deseo animarte y que te quedes con la parte positiva de nuestra labor como docente.
Ciertamente con este alumnado violento hay que tener cautela.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Compañero, eso se soluciona sólo de una manera: pídete una baja médica por ansiedad. Verás como ahí sí le duele a la dirección

Anónimo dijo...

Hola: Soy José Ignacio Villamor, del IES Seritium de Jerez. Solo unas palabras de aliento para ti y para los compañeros y compañeras que estáis pasando por esta situación. Creo que, aparte de las medidas que tomes jurídicamente, es bueno que des el paso de hacer pública la situación. Simplemente expresarte mi apoyo y mi solidaridad y animnarte que busques el apoyo de la comunidad educativa que, necesariamente, tiene que denunciar este tipo de situaciones. Un abrazo.

Lola dijo...

Estimado compañero

Espero que la agresión sufrida no te deprima, aunque no es para menos, y que la administración vaya tomando nota del malestar que produce en los docentes y el daño a la educación, que provoca estas situaciones y las condene efectivamente de una vez por todas.

Un cordial saludo y ánimo

Óscar dijo...

De nuevo reitero mi agradecimiento ante vuestras palabras de apoyo que viniendo de compañeros de profesión, siento cercanas, sinceras y sentidas. Deuncié los hechos en Comisaría y está abierta la vía penal ante Fiscalía de Menores. Yo sigo de baja médica y en proceso de recuperación. Un saludo a todos y de nuevo, GRACIAS.