domingo, 18 de noviembre de 2007

Borregos

Así considero que somos los ciudadanos muchas veces sobre todo cuando se ven imágenes como las de los distintos telediarios este dos últimos fines de semana: me parece preocupante el aparente resurgir de violencia de extremistas y "cabezas rapadas" de derecha (neonazis) y de izquierda ("red skins") a propósito del infame e inminente aniversario de la muerte del ex-dictador Francisco Franco en Madrid y Barcelona, alumnos y gente de la calle hablando siempre de los mismos insulsos asuntos televisivos (crónicas deportivas del "deporte rey" balompédico, el "¿por qué no te callas?" del rey a Chávez o cotilleos varios como el aburrido divorcio/separación de la infanta Elena, los descerebrados protagonistas del estúpido programa de Gran Hermano, por cierto, ¿alguien se ha leído el libro "1984" de George Orwell?, un poco de literatura, lectura y sosiego no le vendrían mal a muchos), y a todo ello se une el inicio de la precampaña electoral con los dos grandes partidos anunciando a bombo y platillo y rodeados de masas aborregadas lo buenos que son... Y mientras siguen la mayoría de las grandes cuestiones nacionales e internacionales siguen sin resolverse:

1) El deterioro del medio ambiente: hoy se cumplen cinco años del hundimiento del Prestige. Han pasado dos gobiernos, uno del Pp y otro del Psoe y no se ha solucionado del todo, el barco sigue hundido y es una "caja de bombas" porque la mayor parte del fuel sigue en el mismo sitio (yo fuí a recoger chapapote y sé de lo que hablo). El problema de fondo es cambiar el sistema social y económico mundial, no se pueden exigir medidas sostenibles y de ahorro energético sólo a los particulares si no sobre todo a las multinacionales y a los gobiernos y administraciones públicas, ya que estos últimos están para cumplir y hacer cumplir las leyes o crear nuevas si hace falta y no caer en debates espúreos y partidistas, en vez de públicos y generales en busca de soluciones concretas que deberían comenzar desde la autocrítica. En España en los últimos 20 años conocemos casos concretos: desertificación, incendios, falta de agua y sin embargo seguimos construyendo campos de golf, cada vez más urbanizaciones en zonas protegidas o de gran valor ecológico o regando césped en jardines públicos con agua potable como si estuviéramos en Alemania o el Reino Unido. Si no hacemos pronto algo será tarde para frenar el cambio climático, que es una evidencia científica.

2) Violencia machista: víctima nº 66 desde principios de año. Aquí hay que reconocer los esfuerzos del actual gobierno socialista con iniciativas legislativas importantes, la educación de género sigue siendo nuestra asignatura pendiente. Yo estoy dando este año la asignatura "Cambios sociales y nuevas relaciones de género" en 3º de la ESO, pero es una optativa y no hay libro específico, aún necesita rodaje para que se desarrolle, sólo hemos dado los primeros pasos. Todos parecemos estar concienciados en este asunto y lo consideramos importante pero pocos hacen algo concreto por solucionarlo salvo los "especialistas": jueces, policías, educadores o asistentes sociales. Los medios de comunicación a veces no ayudan mucho: no hay más que ver la proliferación de violencia en televisión y videojuegos o la banalización del papel de la mujer en muchas series, películas, "culebrones" o programas de televisión. En los informativos no se habla de género si no de violencia machista y cuando hay asesinatos, tan mala es la no denuncia pública como una apariencia de impunidad ante ella, al hacer incidir en las consecuencias y no en las causas: sólo hay recuentos de víctimas como en una guerra.

3) Víctimas de accidentes de tráfico (hoy es su día). Es la primera causa de muerte en adultos en España. Habría que aplicar con mayor rigor e inmediatez las sanciones previstas ("carné por puntos" incluído) a los infractores, mejorar el estado de las carreteras sobre todo las secundarias que dependen de ayuntamientos y diputaciones provinciales que son la mayoría y cuyas administración tienen poco dinero, quitar los "quitamiedos" por otros homologados y de nuevo incidir en la educación, en este caso vial, pero los docentes hacemos lo que podemos porque no todos tenemos el mismo interés en hacerlo y no siempre estamos bien preparados en este asunto, yo estoy intentando hacerlo y no es fácil.


La lista sería larga (pobreza, violencia terrorista, desigualdas sociales...), pero como ya me he desahogado un poco, mejor sigo otro día...


P.D. Y que conste que no estoy cabreado con el mundo y que he tenido un buen fin de semana...
Por cierto escribiendo así me parezco a alguno de los casos que aparecían en alguna de las tiras cómicas de Mauro Entrialgo a propósito de los tipos de blogs que puso Mané el otro día en el suyo, está aquí.

1 comentario:

ciudadano mane dijo...

yo sí me he leído 1984. el gran hermano te vigila.


Saludazos muy viriles!