jueves, 10 de enero de 2008

Museo Británico




En Navidades, como ya dije por aquí, estuve en Inglaterra y sólo un día pude ir al centro de Londres. La ventaja de los museos británicos es que no hay que pagar por entrar, salvo que quieras visitar una gran exposición a las que suele merecer la pena ir. Esta vez fuí al Museo Británico, uno de los mejores a nivel mundial y disfruté de sus grandes colecciones de arte mundial (escultura en su mayor parte), fruto del poderío colonial británico. No era la primera vez que iba, pero aún así no dejó de llamarme la atención además de las magníficas obras de arte que allí hay, el imponente edificio de corte neoclasicista pero con una renovación reciente y la masiva afluencia de público (turistas de vacaciones en su mayoría, como yo). En fin toda una lección en directo de Historia del Arte y políticas culturales, de las que deberíamos de aprender en España. Esto no significa que en nuestro país hagamos las cosas mal pero sí algunas que podríamos mejorar: 1) gratuidad de entrada en todos los museos públicos, salvo grandes exposiciones, y 2) digitalización de imágenes en las webs de los museos, sobre todo los grandes (la del Prado a pesar de que ha mejorado mucho en este aspecto comparada con la del Louvre o la del Británico aún es muy deficiente). Iré poniendo más fotos por aquí y por mi "fotolog escultórico".

1 comentario:

camachuelotrompetero dijo...

Jeje, yo fui hace años. Al igual que tú, solo tuve unas horas para visitar Londres. Así que mi visita al Museo Británico duró algo así como hora y media; no valía pararse a contemplar con detenimiento nada más que la piedra Rosetta (Tutankamón no estaba expuesto aquel día).
Por cierto, no conocía las revistas de cine que mencionas. Les echaré una ojeada ya que me das el enlace también. Lo de Mabuse suena bien. Un agradecimiento cinéfilo.