domingo, 11 de noviembre de 2007

1) Morente y Khaled en la Alhambra 2) Darfur, Chad y el arca de Zoé

Hace unos días pusieron en Canal 2 Andalucía "Morente sueña la Alhambra", un documental sobre música y flamenco centrada en la figura del cantaor granadino Enrique Morente y su relación con su ciudad y con la Alhambra. En él se mezclaban imágenes de Morente de archivo y de la actualidad y cantaba en varios números musicales en solitario y acompañado de otros músicos y bailarines como Ute Lemper, Blanca Li, Pat Metheny, Tomatito, su propia hija, Estrella Morente y Khaled, el cantante de raï argelino. A pesar de caer algo en el "tipismo" y casi en la promoción turística, el documental me gustó (hace poco estuve de visita en la Alhambra) y tuvo momentos extraordinarios como los de la canción a dos voces entre Morente y Khaled, que se vé en esta imagen. Me interesaron mucho las palabras de Khaled, en unas viendo el Albaicín decía que le recordaba mucho su barrio natal, un suburbio de Orán, cuando criticó de forma firme y contundente el integrismo islámico, que él también conoce al tener que abandonar su Argelia natal durante la cruenta guerra civil de mediados de los años 1990, su canto a la concordia universal entre los pueblos y las creencias (que comparto con mi personal e infinita ingenuidad) o cuando se definió como africano y magrebí, distinguiéndose de los árabes, señalando a los iraquíes como los auténticos y genuinos árabes. En fin un documental bello e interesante de esos tan infrecuentes en la televisión actual y que se agradece: hay "islas de desasosiego", excepciones de alta calidad televisiva dentro del panorama generalizado de mediocridad y sensacionalismo, en el que se busca y promueve el espectáculo mal entendido frente al análisis en profundidad y el trabajo riguroso.

En otro orden de cosas pero siguiendo con televisión: curiosamente yo hablaba hace tiempo de Darfur y estos días ha estado en todos los noticiarios a raíz de la gran polémica con la retención en Chad de franceses y españoles acusados de secuestrar niños y del papel ético de las ONG´s. No me resisto a comentar varias cosas: como siempre se mezclan muchos intereses en este embrollo, una ONG fantasma, esta de nombre de reminiscencias biblícas y salvamundos pero que es una tapadera que no se ha controlado (¿hasta qué punto unos extranjeros del primer mundo tienen derecho a salvar a los pobres del mundo para ponerse medallitas redentoras y de paso sacar mucho dinero?), políticos corruptos de una dictadura como la chadiana que toleran países de influencia en la zona como la ex metrópoli, Francia y que aprovecha este caso para reforzarse en el poder con acusaciones hasta de pederastia frente a las cámaras de televisión, Sudán, un estado inexistente en guerra civil desde hace varios años y cuyo "gobierno" es el estado islamista y ultrarreligioso más intolerante del planeta. En fin que no salva nadie y sólo pierden los más débiles: los niños y sus familias, porque no eran ni siquiera huérfanos. ¿Cómo van a confiar esa gente en el futuro en las ONG´s occidentales? En fin, un asunto muy jodido y mientras sigue la guerra...

3 comentarios:

camachuelotrompetero dijo...

He estado viendo la actualización de tu perfil. Coincido en casi todas las películas que has puesto como favoritas; no es que las mías sean las mismas, pero sí que las he visto y me han gustado bastante. Prueba a poner tus gustos cinéfilos en filmaffinity; interesante página.

Pistacho dijo...

pues sí, un asunto bastante chungo... y cómo se puede confiar en que dejas tu dinero a una ONG y va a buen lugar...
Ya hemos oído historias de ONG, a mí lo que me extraña es que no hayan salido más escandalos anteriormente.
Yo creo que se las investiga poco.

Y muchos europeos les damos las pelas, y nos limpiamos la conciencia, sin más cuestiones.

ciudadano mane dijo...

yo muchas veces he pensado en apadrinar niños y cosas así, pero ves a estos patanes aprovechándose de ellos para ganar sus buenas pelas y se me quitan las ganas.